Hay un nuevo sistema educativo ¿Es bueno? ¿De qué se trata? ¿De dónde viene?
 Este sistema está inspirado en la educación de los países nórdicos. Es un sistema con mucha libertad de decisión y flexibilidad. Normalmente tienen espacios abiertos y polivalentes donde el niño puede elegir en que zona prefiere estar, no se estudia con libro, los aprendizajes son más experimentales, es decir el niño aprende con la práctica y no con la teoría. Los niños son más libres para jugar y para hacer y aprender lo que más les interesa.
Se está hablando mucho de este sistema porque fomenta la capacidad de decisión, la independencia y la motivación del alumno para aprender. En los países que lo tienen integrado el nivel de fracaso escolar es mínimo. Todos estos aspectos han hecho que aquí hace algunos años, algunos centros hayan empezado a adaptar este sistema. Lo dije la semana pasada y lo repito, es un gran sistema, pero no creo que aquí pueda funcionar de momento. ¿Por qué? Creo que se están haciendo las cosas a medias. Esto es lo que hemos hecho: hay un sistema que funciona, lo copio y espero grandes resultados. Pero no nos hemos dado cuenta de que para que funcione como allí no solo hay que copiar el sistema educativo. Hay que copiar también el sistema laboral, la conciliación, la ampliación de los servicios públicos y la mejora de los servicios educativos. Hay que estar convencidos que no solo se aprende en el colegio, la educación es todo y está en todos los sitios
.

En estos países funciona tan bien porque los niños van a jardín de infancia hasta los 6 años, no se les enseña a leer hasta los 7 años, ya que se considera que antes el cerebro no está preparado para aprender tareas tan complicadas. Todas las escuelas y otros centros dedicados a la educación son públicos y tienen una ratio de muy pocos niños por profesor y el aprendizaje es mucho más individual y adaptado. Ser profesor es una de las profesiones más valoradas a nivel  social y económico, como aquí ser médico o piloto. Los dibujos que se emiten por televisión están en inglés y subtitulados  para que de forma inconsciente el niño aprenda dos idiomas. Hay muchísimas más bibliotecas y el autobús que te lleva hasta ellas es gratuito. El horario laboral de los padres es flexible y permite a las familias criar a sus hijos…
Como veis no solo la escuela es diferente, toda la sociedad es y piensa diferente.

Este sistema está centrado totalmente al revés de cómo lo hacemos nosotros. Nosotros nos centramos en que el niño apruebe todo y lo ponemos a repaso para que refuerce las materias que no lleva bien. Allí se centran en que el niño primero sea buena persona y luego aprenda, nada que ver con aprobar, después se dedican a fomentar aquello que se le da bien al niño para que destaque en ello. Si nos paramos a pensar ¿no es mucho más lógico hacerlo así? Nadie sabe hacer de todo, siempre hay temas en los que fallamos, pero también hay cosas en las que destacamos, aquello en lo que somos buenos. ¿No es mejor fomentarlo?
Para acabar os dejo el link de la escuela Encants, un colegio que ya ha adaptado el nuevo sistema. En nuestro pueblo, Olesa de Montserrat, la escuela Puigventós también tiene un modelo poco directivo. ¿Y a ti que te parece el nuevo sistema?