Hace mucho tiempo que no escribo en el blog y es por un motivo, no me llena. Quizá es que hablaba de las cosas equivocadas, solo porque me habían dicho que tenía que hacerlo. Pero esto va a cambiar, porque muchas cosas van a cambiar. Hay cambios en Wonderland.

Hoy voy a contarte que está pasando en Wonderland. Es posible que no te hayas dado cuenta, pero la gente que tengo más cerca se ha percatado de que algo me pasa. Llevo unos meses un poco desconectada de Wonderland. No publico en el blog, casi no pongo cosas en redes sociales, me limito a hacer lo que toca casi por obligación. ¿Por qué? Porque no estoy haciendo lo que me gusta, porque cuando abrí las puertas de Wonderland, hace dos años, no era esto lo que quería que fuera mi centro. No voy a ser dramática, hay muchas cosas que funcionan pero no todas.

Hasta ahora hay tres líneas de servicio en Wonderland y no todas encajan.

Actualmente, doy clases de repaso a chicos y chicas que necesitan ayuda. Es algo que llevo haciendo desde hace doce años. Se me da bien explicar de forma clara. No me puedo quejar de los resultados obtenidos, sin ir más lejos, en los últimos meses, chicos que llegaron a Wonderland con un Cero en inglés, ahora están aprobando. Me alegra soberanamente ayudarles pero ser profesora de repaso no es mi objetivo. No quiero dedicarme a ello toda mi vida. Wonderland no es una academia de repaso y nunca lo será. Por eso a partir del próximo curso desaparecerán las clases de repaso de nuestros servicios. Estoy planteándome la idea de seguir ayudando a algunos chicos si realmente lo necesitan o abrir una web con explicaciones online, pero si esto ocurre será al margen de Wonderland.

Me ha costado mucho dar el paso, muchos días de pensar en el futuro, de razonar hacia donde quiero que vaya la empresa y mi vida, de permitirme pensar en grande, porque soy muy ambiciosa y le pido muchas cosas a la vida. Cosas que no se si soy capaz de conseguir pero lo voy a intentar.

¿Entonces qué pasará con Wonderland?

He llegado a la conclusión de que las cosas que me apasionan son las que mejor funcionan ¿Qué casualidad no? Aquellos servicios que están pensados para entretener a los chicos que vienen a nuestros casales, a organizar fiestas a medida, a ayudar a las familias a conciliar. Quiero que la gente que viene a Wonderland hable bien y quiera repetir.

Las ideas de mejorar e ir más allá vienen a mi mente de forma constante y sé que es una señal. Por ahí es por donde tengo que seguir. Las fiestas de cumples y los casales Wonderland, son los servicios estrella y van a crecer y ser mejores. No sin olvidar los detalles y el amor que le pongo a todos y cada uno de nuestros chicos. Crecer no significa masificar. Sino llegar más lejos, buscar más actividades, llegar a más edades, crear más grupos, dar un servicio mejor y más personalizado.

Porque he aprendido que es mejor hacer una cosa perfecta, que muchas regular y yo quiero ser la mejor en lo que hago.

Ideas nuevas y originales están surgiendo desde que tomé esta decisión. Nuevas acampadas, findes para adolescentes, un esplai para niños y familias… ideas que irán cogiendo forma para el curso que viene 2018-2019. En esto y en el gran casal de verano (agosto incluido), estoy inmersa ya, trabajando cada día ideas nuevas, investigando y concretando como será un Wonderland mejor donde repartir más cariño, si cabe, entre las familias Wonderland.

¿Te vienes a disfrutar con nosotros?